Facebook Twitter

Ricardo Martínez es recordado como ‘un guerrero’ de la justicia

A middle-aged man dressed in black, with long gray hair pulled back into a knot, speaks into a microphone. He’s seen in profile, facing left, and he’s gesturing with his hand as he speaks.

Ricardo Martínez era el cofundador del grupo de defensa Padres y Jóvenes Unidos.

Western History Collection, Denver Public Library, RMN-031-8148

Read in English.

Durante tres décadas, Ricardo Martínez, cofundador del grupo de defensa Padres y Jóvenes Unidos, ayudó a padres y estudiantes a luchar contra el racismo en las escuelas públicas de Denver.

El 21 de enero, Denver perdió a este humilde y feroz organizador. Murió a causa de un derrame cerebral y sus complicaciones, según un recuerdo escrito compartido por su familia.

“En su esencia, era un guerrero”, dijo su esposa, Pam Martínez, cofundadora de la organización. “En su esencia, creía incuestionablemente en los derechos democráticos básicos de todas las personas”.

La organización ayudó a los padres y a los estudiantes a enfrentarse a cuestiones que iban desde la reforma disciplinaria hasta la parcialidad de los directores de las escuelas. Martínez también fue activo a nivel estatal y nacional en materia de educación y en la lucha por los derechos de los inmigrantes.

Aunque gran parte de su trabajo se centró en las comunidades chicana y mexicana, su esposa dijo que aplicó esa misma gentileza, compromiso y pasión “para todos los pueblos oprimidos.”

Ricardo Martínez, de 69 años, se retiró en 2019 de Padres & Jóvenes Unidos, que recientemente cambió de nombre pero mantiene una misión similar.

“No solo luchó por los estudiantes latinos”, dijo el secretario municipal de Denver, Paul D. López, que conoció a Martínez en su juventud. “Luchó por todos los estudiantes, por el acceso de todos a una educación igualitaria, sin importar de dónde fueras o qué idioma hablaras”.

Martínez creció en el sur de California, hijo de trabajadores agrícolas, dijo Pam Martínez. Cuando tuvo la edad suficiente, trabajó junto a ellos en los campos y las fábricas de conservas. En su adolescencia, Martínez y su hermana iban en autobús de pueblo en pueblo repartiendo periódicos del sindicato United Farm Workers y del partido político La Raza Unida.

Former Denver Mayor Federico Peña grips a microphone in front of a crowd during a rally for immigrant rights. Ricardo Martinez stands beside him as he speaks.

Ricardo Martínez (izquierda) con el ex-alcalde de Denver Federico Peña en una marcha por los derechos de los inmigrantes en Denver en mayo de 2006.

Courtesy of Paul López

Con el tiempo, Martínez se afilió tanto al sindicato como al partido, y participó activamente en el movimiento antibélico, según relata. Los Martínez se conocieron en un piquete y se mudaron a Denver en 1982 siendo padres jóvenes. Una década más tarde, cuando Ricardo Martínez trabajaba como organizador sindical, recibieron una llamada de los padres de la escuela primaria Valverde de Denver sobre un director que castigaba a los alumnos por hablar en español.

Los Martínez ayudaron a los padres a conseguir cambios en la escuela. En una celebración de la victoria de los padres, recuerda Pam Martínez, un padre de Valverde sugirió que mantuvieran la organización, y así nació lo que entonces se llamaba Padres Unidos.

Durante los siguientes 30 años, la organización presionó a las escuelas públicas de Denver en cuestiones importantes, desde la conservación de la educación bilingüe y la mejora de la calidad de los almuerzos escolares hasta la reducción de las suspensiones y expulsiones, que afectan de forma desproporcionada a los estudiantes negros y latinos.

Padres y Jóvenes Unidos contribuyó a la apertura de una escuela primaria bilingüe Montessori en el noroeste de Denver, la Academia Ana Marie Sandoval, y a la introducción de reformas en otras escuelas de la ciudad, como la North High School y la antigua Cole Middle School.

La revisión en 2008 de la política disciplinaria de las escuelas públicas de Denver para reducir las suspensiones, las expulsiones y las remisiones a la policía fue en gran parte el resultado de años de organización por parte de Padres y Jóvenes Unidos, que trabajó con el distrito para dar forma a las reformas.

“Eran perros de presa, y no iban a dejarlo pasar”, dijo Theresa Peña, que era presidenta del consejo escolar en aquel momento. “Donde hubo compromiso, consiguieron el 85% de lo que pusieron sobre la mesa porque tenían razón”.

Alex Sánchez trabajó para las escuelas públicas de Denver y ahora dirige una organización de defensa, Voces Unidas de las Montañas, en Glenwood Springs. Recuerda a Martínez como un defensor incansable que era “uno de los mejores en cuanto a la construcción de movimientos”.

“Tengo un recuerdo vívido de haber estado en una mesa con Ricardo cuando estaba desafiando al distrito escolar cuando un director suspendió a varios estudiantes porque llevaban una bandera mexicana”, dijo Sánchez. “Ricardo, los padres y los jóvenes acudieron a la mesa y exigieron la rendición de cuentas, como debía ser, de ese director y del sistema escolar”.

Aunque los Martínez dirigieron la organización, su enfoque siempre fue el de capacitar a los padres y a los estudiantes para que hablaran por sí mismos, dijeron los observadores.

“Un verdadero organizador no está al frente persiguiendo cámaras o titulares”, dijo López. “Un verdadero organizador se pone detrás y empuja. ... Y él lo hizo”.

El senador estadounidense Michael Bennet, superintendente de las escuelas públicas de Denver de 2005 a 2008, dijo que Martínez cambió para siempre la forma en que la ciudad atiende a sus niños de color al asegurarse siempre de que los estudiantes y las familias estuvieran al frente del movimiento.

“Se organizaron, se manifestaron y subieron al podio para exigir justicia y oportunidades académicas”, dijo Bennet en un comunicado. “Forjaron cambios duraderos en los barrios y las escuelas de Denver. Y a través de sus muchos logros, el legado de Ricardo perdurará”.

Pam Martínez dijo que fue su amor por la justicia y el empoderamiento de los demás lo que impulsó su trabajo.

“Le encantaba ver a la gente tomar conciencia”, dijo. “Le encantaba que la gente superara el miedo y lo convirtiera en fuerza y poder. Le encantaba ver cómo toda la comunidad cobraba vida”. 

Traducido por Juan Carlos Uribe, The Weekly Issue/El Semanario.

The Latest
Universal preschool, more money for K-12 schools, and inroads on college access were some of the achievements of the 2022 Colorado General Assembly.
We spoke with 4 students at Denver’s North High about losing teacher Tim Hernández and why teacher diversity matters.
Chalkbeat Colorado hosted an event on how Colorado can get more students to and through college. Here are four takeaways.
Colorado is a highly educated state, yet there are large gaps in degree attainment. Here’s a reading list on the efforts to improve college access.
A majority of the Aurora school board voted to close two elementary schools just two months after voting to keep them open.
The applicants are vying to replace Brad Laurvick, who will step down next month.