Facebook Twitter

Colorado publica su guía de COVID-19 para el año escolar 2022-23

Elementary students, some wearing masks, sit in plastic chairs while raising their fists in the air during an activity in class at Virginia Court Elementary School in Aurora.

Con el regreso de los estudiantes a los salones de clase, Colorado está reanudando su programa de pruebas de COVID gratuitas en las escuelas.

Eli Imadali for Chalkbeat

Read in English.

La guía de COVID para el año escolar 2022-23 de Colorado no incluye mandatos de usar mascarilla ni reglas de hacer cuarentena, pero los funcionarios de salud pública dicen que todavía están llevando cuenta de la enfermedad y quieren que los administradores escolares sean francos y honestos con las familias cuando ocurran casos y brotes. 

La nueva guía publicada el miércoles trata al COVID mayormente como las demás enfermedades contagiosas y continúa la política establecida por el estado en febrero, cuando terminó la primera ola de la variante omicrón. Al mismo tiempo, el Departamento de Salud Pública y Ambiente de ha seguido teniendo las pruebas rápidas de antígenos disponibles ampliamente y de manera gratuita en escuelas y centros de cuidado de niños, tanto para ofrecer pruebas semanales y para que los estudiantes las utilicen en su hogar. 

Colorado vio altos niveles de COVID-19 durante todo el verano, con una tasa de hospitalizaciones que se mantuvo estable y luego comenzó a bajar este mes. Bailey Fosdick, miembro del equipo estatal de encargado de los modelos de COVID en la Escuela de Salud Pública de Colorado, dijo que la falta de medidas de mitigación, como el uso de mascarillas, podría contribuir al contagio en los salones de clase, pero que la combinación del porcentaje de vacunación y de las infecciones recientes puede detener la transmisión. 

“Aún con el comienzo de las clases, todos nuestros modelos sugieren que los casos y las hospitalizaciones continuarán bajando por lo menos hasta el final de septiembre”, dijo Fosdick. “Y eso se debe a los altos índices de infección que vimos en la primavera y el verano. Nosotros calculamos que todavía queda bastante inmunidad en la población, particularmente inmunidad contra una infección grave”.

La epidemióloga estatal Rachel Herlihy dijo que la guía nueva tiene como objetivo minimizar las interrupciones para los estudiantes y sus familias, pero que también se mantengan alerta a brotes o a aumentos en transmisión que pudieran hacer necesario tener mayores precauciones. Colorado está ahora en una posición muy distinta a la de hace dos años, dijo ella, y eso amerita un enfoque nuevo. 

Chalkbeat habló con Herlihy sobre este nuevo enfoque al COVID ahora que los estudiantes están preparándose para regresar a la escuela. Sus respuestas fueron editadas un poco para simplificarlas y aclararlas. 

¿Qué precauciones está recomendando que las escuelas K-12 adopten este año?

No hay requisitos nuevos para el año escolar 2022-2023. La guía va a continuar enfocada en continuar manejando el COVID-19 de manera más similar a la de otras enfermedades contagiosas. Ya no habrá lugares donde los criterios de cuarentena se basaban en el nivel de vacunación en la escuela o la cantidad de pruebas de detección hechas. Todo se ha simplificado bastante, será más sencillo. 

El enfoque mayor no será en hacer cuarentena; notarán que el enfoque será en la relación entre la salud pública local, y en que los distritos y las escuelas individuales realmente trabajen juntos para identificar dónde hay aumentos en contagio y cuándo se podrían necesitar estrategias de mitigación adicionales. 

Una prioridad importante en la guía nueva es establecer si queremos que los administradores de escuela continúen siendo transparentes y compartan información con los estudiantes, el personal y los padres cuando los casos estén aumentando y cuando haya brotes en las escuelas para que así esas personas tengan la oportunidad de tomar pasos adicionales a fin de protegerse si así lo desean.

¿Las mascarillas todavía son eficaces para evitar el contagio de las variantes nuevas?

Las mascarillas continúan siendo una estrategia importante no solo para protegerse uno mismo, sino también para potencialmente proteger a otras personas. Los lugares en los que sería buena idea usar mascarilla son aquellos en los que se tendrá contacto regular con gente de alto riesgo, o las personas que tienen alto riesgo quizás quieran usarlas para protegerse. El uso de mascarillas también se considerará si se va a estar en un lugar con muchas personas, especialmente cuando uno tiene un evento importante programado. Por ejemplo, el año pasado yo tenía la graduación de mi hija y los niveles de contagio estaban altos. Mi familia y yo usamos mascarillas regularmente por un tiempo para minimizar la probabilidad de exponernos y perdernos su graduación y otros eventos importantes del fin de año escolar. 

Como dije, el enfoque va a estar en que todos seamos individualmente responsables de tomar decisiones.

Si una persona tiene una prueba positiva, ¿qué tanto tiempo debe quedarse en casa antes de regresar a la escuela?

La recomendación en ese aspecto no ha cambiado. El periodo de aislamiento debe ser cinco días, y luego la recomendación es usar mascarilla. Esto sigue siendo una estrategia importante en la guía para las escuelas: que toda persona que tenga una prueba positiva y síntomas de COVID-19 debe aislarse y no estar en lugares públicos.

Las tasas de vacunación de niños siguen siendo bajas en muchas partes del estado. ¿Qué ustedes están haciendo para mejorar esas tasas, y cómo afectará eso el contagio en las escuelas?

Las vacunas obviamente son una estrategia importante para educir el riesgo de transmisión, y también para prevenir una infección grave. Nosotros hemos continuado asegurando que los residentes de Colorado tengan un acceso igual a las vacunas y que las escuelas promuevan la vacunación junto con nuestros socios locales de salud pública. [Casi un 38% de los niños de 5 a 11 años de Colorado están vacunados contra COVID-19, en comparación con un 30% a nivel nacional. Entre los niños de 12 a 17 años, el porcentaje es 65%.]

Algunas de las noticias sobre polio que quizás hayan visto recientemente también refuerzan la importancia de las demás vacunas recibidas en la niñez. El momento correcto para que los padres piensen en todas las vacunas necesarias es ahora, mientras se preparan para regresar a la escuela.

El CDPHE ha dejado de monitorear los brotes de COVID en las escuelas. ¿Cómo sabremos si el COVID se está propagando en las escuelas?

Permíteme corregir un poco esa información. Los brotes todavía se tienen que reportar. Todavía estamos vigilando de cerca los datos y trabajando con las agencias locales de salud pública, quienes junto con las escuelas están identificando aumentos en transmisión y aumentos en las ausencias de una manera más alineada con lo que hacemos con otras enfermedades contagiosas. Quizás recuerdes los brotes de norovirus que hubo antes de la pandemia y los brotes de influenza en las escuelas. Este método está realmente haciendo que nuestro enfoque al COVID sea igual al que adoptamos con esas otras enfermedades contagiosas.

Entonces, ¿qué cosas serían indicios de un brote? ¿En qué se están fijando?

Queremos que el personal y los administradores de las escuelas estén alertas y fijándose en las ausencias. De hecho, eso es algo que se supone que hagan siempre, no solo durante la pandemia de COVID. Antes de que empezara la pandemia esa esa la expectativa, que identificaran brotes de casos. ¿Hay estudiantes o empleados con los mismos síntomas? ¿Están todos en los mismos salones de clase o grados? 

Si esto ocurre, entonces se comunicarán con las agencias locales de salud pública para preguntar si se requieren otras estrategias adicionales de mitigación (de la misma manera que lo harían para influenza u otras enfermedades contagiosas). Por ejemplo, una estrategia adicional podría ser aumentar las pruebas de detección en las escuelas una vez se identifique que hay casos. En ese momento quizás empiecen nuevamente las cuarentenas, las investigaciones y los procesos para determinar la fuente de los casos. O sea, todas las cosas que ya hemos estado haciendo.

¿Fueron innecesarias las precauciones que muchos maestros y estudiantes tomaron los últimos dos años, por ejemplo las cuarentenas y las mascarillas? ¿Qué ha cambiado?

Yo diría que ahora estamos en un lugar muy diferente y se debe a factores del virus y factores humanos, y por eso nuestra respuesta de salud pública ha cambiado. Tenemos una población que ahora es mayormente inmune, ya sea por vacunarse o porque ya tuvo la infección. 

Aparte, el virus también ha cambiado. Seguimos viendo variantes, pero aunque se están haciendo más contagiosas, también están causando menos casos graves. Por eso, todo es bastante distinto ahora. Y creo que eso amerita que ajustemos nuestra respuesta de salud pública.

A principios de la pandemia muchas escuelas dedicaron mucho esfuerzo a desinfectar las superficies. Ahora sabemos que eso no es una fuente mayor de contagio de COVID. ¿Todavía tiene sus beneficios hacerlo?

Estás hablando con alguien que está sumamente interesada en que los espacios estén desinfectados, y no es solo por el COVID, sino también por otras enfermedades contagiosas. Sabemos que desinfectar superficies puede ayudar a prevenir la transmisión de norovirus o influenza, y posiblemente de la viruela del mono. Mientras pensamos en los retos nuevos que se avecinan, la desinfección sigue siendo una estrategia importante. 

Hablando de la viruela del mono, ¿habrá instrucciones para las escuelas en relación con ese virus?

Los CDC están activamente trabajando en eso ahora y nos han dicho que anticipemos normas para las escuelas y los centros de cuidado de niño en una o dos semanas. Los niños no han sido la población más afectada — eso es lo que nos están mostrando los datos. Pero obviamente queremos estar preparados al empezar la escuela. 

Erica Meltzer cubre temas de política educativa, y supervisa la cobertua de educación de Chalkbeat Colorado. Comunícate con Erica enviándole un mensaje a emeltzer@chalkbeat.org.

 

 

The Latest
The district is exempt from the law because its health plans are self-funded. However, some large employers have provided coverage for fertility treatment.
A five-year federal grant aims to improve Colorado schools’ family engagement, with training for parents and a real voice in school decisions.
The 5280 Freedom School plans to open next fall with kindergarten and first grade, and add grades each year up to fifth grade.
Jeffco, Adams 12, Colorado Springs 11, and Greeley-Evans are some of the districts receiving grants.
One student called Denver Public Schools’ actions “an example of performative support of student activism.”
Los niños que hablan español u otros idiomas en el hogar y los provenientes de familias con menos recursos probablemente serán elegibles para 20 horas semanales de preescolar gratis.