Facebook Twitter

Por qué la escuela de tus hijos quiere que solicites las comidas gratis

Vanessa Briones serves fruit to first graders during lunch at Laredo Elementary School on August 16, 2017, in Aurora, Colorado.

Aunque tus hijos no consuman la comida de la escuela, calificar para comidas gratis o a precio reducido podría tener otros beneficios.

Seth McConnell / The Denver Post

Read in English.

Agrega otro pendiente antes de que empiece la escuela: solicitar las comidas gratis o a precio reducido. 

Este año, los líderes del distrito escolar están nuevamente recordándoles a los padres que llenen este formulario. Durante los últimos dos años, los estudiantes podían recibir comidas gratis en la escuela sin que los padres tuvieran que llenar el formulario — pero eso ya no será posible este otoño. 

Beth Wallace, directora ejecutiva de servicios de alimentos y nutrición de las Escuelas Públicas de Jeffco, dijo que su distrito sirvió aproximadamente un 30% más comidas que antes de la pandemia. 

Al mismo tiempo, ya que no se requirió llenar formularios de elegibilidad, los distritos notaron una reducción en la población identificada como elegible para recibir comidas con subsidio. En Jeffco, la elegibilidad bajó un 10% a aproximadamente un 28% de la población estudiantil en comparación con el año escolar 2019-20. En todo el país, los distritos han reportado situaciones similares.

Los líderes del distrito y defensores de los niños querían que el gobierno federal permitiera que las escuelas continuaran ofreciendo comidas gratis a todos los estudiantes, pero el gobierno volvió a activar el requisito de comprobar la elegibilidad de cada estudiante

Los electores de Colorado votarán en noviembre por una medida para ofrecerles comidas gratuitas a todos los estudiantes, pero eso no cambiará nada para este próximo año escolar. Este otoño se requerirá que los estudiantes tengan un formulario nuevo completado en el distrito escolar a fin de determinar si son elegibles para recibir comidas gratuitas o a precio reducido. 

“Va a ser un reto”, dijo Wallace. “Ahora tenemos niños de segundo grado que nunca han tenido que pasar por este proceso”.

Con la ayuda de algunos directores de los programas de comedores escolares del distrito, Chalkbeat obtuvo respuestas a algunas de las respuestas básicas sobre cómo todo funciona.  

¿Quién tiene que llenar el formulario y cuándo necesita hacerlo?

Todo padre o madre que siente que necesita ayuda para cubrir el costo de las comidas en la escuela debe llenar el formulario. Este formulario pide la información sobre tus ingresos y el tamaño de la familia, y eso se usará para determinar si calificas. Una familia de cuatro personas califica para las comidas gratuitas si los ingresos del hogar son $36,075 o menos. El formulario también pide los últimos cuatro dígitos de un número de Seguro Social, pero no es requisito para recibir asistencia.

No hay fecha límite para llenar el formulario. En realidad, se puede llenar en cualquier momento durante el año escolar, pero los beneficios no son retroactivos. Si esperas hasta octubre para llenar el formulario, y se determina que eras elegible para recibir las comidas gratuitamente, de todos modos tendrás que haber pagado por las comidas que tus hijos consumieron desde el comienzo del año escolar hasta que el distrito aprobó tu solicitud.

Y haber llenado un formulario en el pasado no tiene ningún efecto. Los formularios nunca son válidos después del 30 de junio, y por eso si llenas uno en mayo (por ejemplo), se vencerá al final de junio. Es decir, cada familia tiene que llenar el formulario nuevamente después del 1 de julio. 

Si una familia tiene un cambio a mitad del año escolar — por ejemplo, nace un bebé o se pierden ingresos — ellos pueden solicitar para cambiar de estatus ese año. Además, si cambias de distrito escolar a mitad de año, necesitarás llenar un formulario nuevo otra vez porque los distritos no comparten los formularios. 

¿Hay diferentes opciones para llenar el formulario?

¡Sí! Muchos padres llenan los formularios en línea, pero tu distrito debe tener copias en papel disponibles también. Además, algunos distritos (como Jeffco) han preparado computadoras en las que los padres pueden llenar estos formularios y recibir orientación.

Muchos distritos también ofrecen los formularios en varios idiomas. Si necesitas ayuda para llenar el formulario, o quieres pedir una copia en papel o en otro idioma, llama al departamento de servicios de comida de tu distrito.

¿Quién puede ver la información que incluiré en mi formulario?

Dependiendo del distrito escolar, usualmente una o dos personas son quienes leen y procesan los formularios, dijeron los líderes. 

Los líderes escolares tienen que reportar cuántos estudiantes solicitaron y cuántos son elegibles para que el gobierno federal pague por sus comidas, pero esa información se le envía al gobierno de manera colectiva. Los departamentos federales no reciben copias de los formularios llenados por los padres. Los directores de distritos dicen que las escuelas no comparten los formularios con los funcionarios de inmigración tampoco.

Aparte de eso, los auditores del estado a veces piden ver algunos formularios de un distrito solo para verificar que los esté procesando correctamente. “No se fijan en ninguna otra información”, dijo Tony Jorstad, director de servicios de nutrición del distrito escolar 27J. 

Si no califico para comidas gratis, o si mi hijo no consume la comida de la escuela, ¿por qué debo llenar el formulario?

Los líderes del distrito señalan que aparte del costo reducido por comidas escolares, hay otros beneficios para las familias y para las escuelas. 

Por ejemplo, una familia que califica para comidas gratuitas o a precio reducido podría también calificar para waivers o descuentos en varios servicios de la escuela o el distrito, y para actividades como deporte, transporte y tecnología. Fuera de la escuela, las compañías de internet también ofrecen acceso a internet con descuento si los niños califican para comidas gratuitas o a precio reducido. 

La cantidad de fondos que las escuelas reciben del gobierno federal, el estado y el distrito puede depender de cuántos estudiantes califican para comidas con subsidio. Los formularios también se usan para medir el índice de pobreza, que podría hacer que las escuelas reciban más recursos para los estudiantes. 

Y hasta sin el programa federal que permitió que todas las comidas fueran gratis para todos los estudiantes, cuando una escuela tiene un nivel particularmente alto de estudiantes en pobreza, podría de todos modos ofrecer desayunos y comidas gratis para todos los estudiantes. 

Si los departamentos de comida de las escuelas están recibiendo menos dinero, ¿habrá una diferencia en las comidas que ofrecerán?

Los directores de comedores escolares dicen que no. Aunque todos los distritos están anticipando que menos estudiantes comerán al mediodía porque menos de ellos calificarán para un subsidio, los funcionarios también esperan un aumento en el reembolso por cada comida (en comparación con la cantidad de antes de la pandemia). 

No obstante, es posible que los menús se vean afectados por problemas en la cadena de suministro y el aumento en el costo de los alimentos. 

“Realmente tratamos de planear nuestros menús según el reembolso que esperamos recibir”, dijo Jorstad. “Ahora mismo no estamos contemplando cambiar ninguna de las opciones de frutas y verduras de nuestro menú. Estamos bastante orgullosos de las frutas y verduras frescas que ofrecemos diariamente”.

Si las familias no califican para recibir comidas gratis o a precio reducido, pero de todos modos no pueden darles dinero a sus hijos para comer en la escuela, ¿las escuelas tienen alguna otra ayuda?

Los directores de comedores escolares del distrito dicen que es una pregunta difícil de contestar. Los padres deben acudir a las escuelas para hablar acerca de otras opciones. Las reglas federales previenen que los distritos escolares puedan dar comidas gratis. 

A menudo una escuela puede permitir que un estudiante coma sin pagar en ese momento, pero le enviará una factura a la familia después. Antes de comenzar la pandemia, a muchos distritos escolares les preocupaba la cantidad de deudas que las familias estaban acumulando. Algunas escuelas cuentan con un presupuesto específico para estas situaciones. En otros casos, los distritos han recibido donativos para ayudar a saldar las deudas acumuladas por los estudiantes que no podían pagar. 

“No tengan miedo de preguntar”, dijo Jorstad. “Pero lo primero, y lo más importante, es llenar ese formulario y dar la información para nosotros poder determinar si son elegibles”.

Yesenia Robles es reportera para Chalkbeat Colorado y cubre asuntos relacionados con los distritos escolares K-12 y la educación multilingüe. Para comunicarte con Yesenia, escríbele a yrobles@chalkbeat.org.

The Latest
Una querella federal dice que la ley de opción de escuelas (school choice) de Colorado da demasiada oportunidad para rechazar a estudiantes discapacitados.
Quick police response is crucial but can leave scars.
Leaders hope the project will mint 335 new Colorado teachers over three years.
The district is exempt from the law because its health plans are self-funded. However, some large employers have provided coverage for fertility treatment.
A five-year federal grant aims to improve Colorado schools’ family engagement, with training for parents and a real voice in school decisions.
The 5280 Freedom School plans to open next fall with kindergarten and first grade, and add grades each year up to fifth grade.