Facebook Twitter

El superintendente del DPS propone un plan para invertir en cuatro iniciativas

Dos estudiantes se sientan en sus escritorios. El superintendente, vestido en traje de negocio, está a pie y habla con ellas. Todos llevan tapabocas.

Alex Marrero, el superintendente de DPS, eliminó a 76 puestos en la oficina central del distrito para ahorrar 9 millones de dólares.

Helen H. Richardson / The Denver Post

Read in English.

Los millones de dólares que las Escuelas Públicas de Denver (DPS) ahorrarán al recortar los empleados de la oficina central se gastarán en cuatro iniciativas, incluyendo la creación de “centros comunitarios” para proporcionar servicios a las familias, tales como clases de GED, apoyo a la salud mental y ayuda con la colocación de empleo.

Eso es lo que dice el plan presentado por el superintendente Alex Marrero en una reunión del consejo escolar el 5 de mayo. Dos días antes, el 3 de mayo, el distrito dijo a 131 empleados de la oficina central que sus puestos de trabajo iban a ser recortados. Debido a que algunos puestos están siendo reubicados, en algunos casos con nuevos títulos de trabajo, la reducción neta de los puestos de la oficina central es de 76, dijo un portavoz del distrito.

La eliminación de esos 76 puestos ahorrará al distrito 9 millones de dólares el próximo año, dijeron los funcionarios. El presupuesto total del distrito es de unos 1.200 millones de dólares.

Marrero dijo a la junta escolar que planea invertir esos 9 millones de dólares en:

Abrir seis centros comunitarios este otoño en asociación con la ciudad de Denver y organizaciones comunitarias, incluyendo la Autoridad de Vivienda de Denver, el Comité Organizador de Montbello, Westwood Unidos, y otros. Los centros comunitarios utilizarían un enfoque de dos generaciones, prestando servicios a los jóvenes estudiantes y a sus familias.

Estos servicios podrían incluir asistencia para cubrir necesidades básicas como la alimentación, la ropa y la vivienda; ayuda para el desarrollo de la mano de obra, como la elaboración de currículos y la preparación de entrevistas; clases de GED, ciudadanía e inglés; y servicios de salud mental para adultos, entre otras cosas.

Marrero dijo que aún no se ha decidido la ubicación de los centros comunitarios, pero espera que haya uno en cada región de la ciudad. Las ubicaciones serán probablemente temporales, ya que el distrito pilotará los centros el próximo año escolar, dijo.

Aumentar los salarios de los trabajadores por hora, incluidos los paraprofesionales, los trabajadores del servicio de alimentos, los conserjes, los técnicos de salud que ayudan en las oficinas de las enfermeras escolares, y otros. Marrero dijo que alrededor de 1.200 empleados del distrito ganan actualmente el salario mínimo de la ciudad de $ 15,87, y esta inversión aumentaría eso, aunque no dijo por cuánto. El objetivo, dijo, es aumentar los salarios con el tiempo a 20 dólares por hora, una prioridad del vicepresidente de la junta Tay Anderson.

Compensar el aumento de los gastos de salud de todos los empleados del distrito. Las primas de los planes de salud más grandes del distrito aumentaron un 10% este año, dijo Marrero. El distrito tiene la intención de utilizar algunos de los ahorros de la oficina central para pagar eso para que los empleados no tengan que asumir el costo total.

Apoyar a las escuelas con disminución de la matrícula complementando sus presupuestos. Las escuelas de Denver se financian por estudiante, y menos estudiantes significan menos dinero para contratar a profesores y otro personal. Mientras el distrito debate cómo cerrar o consolidar las escuelas pequeñas, Marrero dijo que este dinero ayudaría a las escuelas a capear los descensos de financiación.

La presentación de Marrero no especificó cómo se dividirán los 9 millones de dólares entre las cuatro iniciativas. La junta escolar está programada para votar el presupuesto del próximo año a principios de junio.

Melanie Asmar es reportera senior de Chalkbeat Colorado, y cubre las escuelas públicas de Denver. Para comunicarte con Melanie, envíale un mensaje a masmar@chalkbeat.org.

Traducido por Juan Carlos Uribe, The Weekly Issue/El Semanario.

The Latest
A majority of the Aurora school board voted to close two elementary schools just two months after voting to keep them open.
The applicants are vying to replace Brad Laurvick, who will step down next month.
In Fowler, a tiny town in the southeastern Colorado plains, higher education has become a way of life. Its high school sends most of its students to college.
Eddie Taylor commemorated the climb in an Instagram post: “We did it yall! The Expedition was a success.”
The united front suggests Colorado will face an uphill battle in its efforts to force change on the Adams 14 community.
Colorado’s Adams 14 school district was ordered to start a reorganization process, which begins with forming a committee.