Facebook Twitter

Cierre de escuelas: Cómo Denver, Jeffco y Aurora están abordando la decisión

A group of women stand outside an elementary school. They hold signs that say “Don’t Close Our School,” “Colfax is Our Family,” and “DPS, Please Listen” in Spanish.

Seis de las 10 escuelas recomendadas para el cierre en Denver tienen programas bilingües.

Melanie Asmar / Chalkbeat

Read in English.

Chalkbeat Colorado es un noticiero local sin fines de lucro que informa sobre las escuelas públicas en Denver y otros distritos. Suscríbete a nuestro boletín gratis por email en español para recibir lo último en noticias sobre educación.

Tres de los distritos escolares más grandes de Colorado — Denver, Jeffco y Aurora — están enfrentando el mismo problema: reducción en el número de estudiantes. Pero cada uno está manejando las decisiones de cuáles escuelas cerrar de manera diferente.

El distrito de Aurora ya ha cerrado ocho escuelas en los últimos dos años, y algunas todavía están en proceso de cierre. Los miembros de la junta escolar han luchado con las decisiones, votando inicialmente en contra de dos recomendaciones de cierre este año antes de cambiar su voto

Ahora el distrito está iniciando un proceso para averiguar qué hacer con los edificios vacíos, incluso cuando es posible que haya más cierres.

En Jeffco, después de cerrar dos escuelas abruptamente en los últimos dos años, una nueva administración recomendó cerrar 16 escuelas primarias todas a la vez al final de este año escolar. La junta escolar de Jeffco tiene prevista una votación sobre esta recomendación el jueves. Es probable que el distrito también recomiende el cierre de escuelas intermedias o secundarias el próximo año. 

Denver ha iniciado, pausado y reiniciado un proceso de cierre de escuelas en los últimos dos años. Finalmente, el superintendente recomendó cerrar 10 escuelas primarias y secundarias al final de este año escolar. La junta escolar de Denver tiene previsto votar el 17 de noviembre.

Los padres tienen muchas preguntas sobre estas decisiones: ¿Cómo se selecciona cuál escuela cerrar? ¿Por qué algunos distritos están cerrando tantas escuelas a la vez? ¿Por qué los distritos escolares no tienen en cuenta los aspectos académicos o el papel que desempeñan las escuelas en sus comunidades? 

A continuación, contestamos algunas de las preguntas más comunes y explicamos las diferencias de enfoque entre los tres distritos.

¿Qué factores tuvieron en cuenta los distritos a la hora de seleccionar las escuelas que iban a cerrar?

Denver y Jeffco basaron su decisión mayormente en el número de estudiantes, mientras que Aurora tuvo en cuenta una serie de factores, entre ellos de qué manera se podrían reutilizar los edificios escolares.

En Denver y Jeffco, se consideraron para cierre las escuelas con muy pocos estudiantes: menos de 215 en Denver y menos de 220 en Jeffco. 

Los líderes de ambos distritos también consideraron si otra escuela o escuelas situadas a pocas millas de distancia podrían acoger a los estudiantes de la escuela cerrada. Por ejemplo, Denver decidió no cerrar cuatro escuelas pequeñas porque los funcionarios dijeron que no hay ninguna escuela en un radio de 2 millas que pueda recibir a sus estudiantes.

También se consideraron otros factores. En Denver, los administradores querían asegurar que los estudiantes que hablan español pudieran continuar su educación bilingüe o en dos idiomas. Y en Jeffco, los administradores también tuvieron en cuenta la cantidad de espacio del edificio que se está utilizando. 

Aurora, que inició su proceso de cierre de escuelas en 2018, adoptó un enfoque diferente. El distrito creó siete regiones y se fijó en las tendencias de matrícula en cada zona, cuántos edificios el distrito podría necesitar, y qué edificios podrían albergar nuevos programas magnet o utilizarse para otros fines. 

Una de las razones por las que la comunidad y la junta escolar ayudaron a Aurora a seleccionar este método es porque el distrito está perdiendo estudiantes en algunas regiones, mientras que está añadiendo nuevas subdivisiones en el este de la ciudad. Los líderes vieron una oportunidad de combinar el cierre de escuelas con un plan estratégico más amplio. 

¿Por qué Denver y Jeffco están cerrando tantas escuelas a la vez?

La baja en matrícula no es un problema nuevo. Los líderes de Denver y Jeffco dicen que retrasar las decisiones en el pasado ha llevado a las escuelas a carecer de los recursos necesarios para atender bien a los estudiantes, a pesar de contar con subsidios presupuestarios substanciales. Jeffco también quiere evitar decisiones de emergencia que dejen a las familias en apuros, como ocurrió en las escuelas primarias Allendale y Fitzmorris.

Tanto en Denver como en Jeffco, los superintendentes le han pedido a la junta escolar que haga una votación de las recomendaciones de cierre como un paquete: todas las escuelas o ninguna. 

“Creemos que resolver esto rápidamente apoyará a nuestra comunidad escolar para que haga algo realmente difícil y luego siga adelante para crear experiencias más prósperas para nuestros estudiantes”, dijo la Superintendente de Jeffco, Tracy Dorland.

Los líderes de Jeffco también dijeron que querían evitar tomar decisiones de cierre cada año, dejando a las familias preocupadas durante mucho tiempo. En Aurora, un proceso más largo con años de participación de la comunidad todavía dejó a las familias frustradas y sorprendidas por las recomendaciones de cierre.  

Sin embargo, el superintendente de Aurora, Rico Munn, dijo que trabajar en fases permite que el distrito lleve cuenta del impacto. 

“Es un campo muy dinámico en el que estamos hablando sobre matrícula y cambios demográficos, en particular después de la pandemia”, dijo Munn. “Queríamos detenernos y reflexionar durante el proceso”.

Este otoño, el distrito reabrió dos escuelas como escuelas magnet y está comenzando a llevar cuenta de cómo el interés en esas escuelas podría afectar la matrícula en toda la región y el distrito. Pero es demasiado pronto para saberlo, dijo Munn.

¿Por qué no se ha tenido en cuenta el aspecto académico?

El cierre de escuelas basado en los resultados académicos y de los exámenes ya no cuenta con el visto bueno político, y ninguno de los distritos tuvo en cuenta el desempeño para decidir qué escuelas cerrar y cuáles salvar.

En Aurora, el superintendente Munn dijo que el estado ya tiene un sistema de rendición de cuentas que registra el desempeño académico de las escuelas y puede emitir órdenes, entre ellas el cierre, como consecuencia cuando una escuela no mejora. “Pero no había interés en crear un segundo sistema”, dijo.

Sin embargo, eso ha hecho que los padres y la comunidad tengan preguntas: ¿Por qué cerrar escuelas que están funcionando para los estudiantes?

¿Qué pueden hacer las comunidades escolares para frenar los cierres?

No mucho, parece.

En los tres distritos, los administradores han tratado de evitar situaciones en las que los padres, los maestros y los miembros de la comunidad se unan para salvar sus escuelas. 

En Aurora, los miembros de la junta escolar cedieron ante la presión pública y rechazaron dos recomendaciones de cierre, aunque cambiaron de parecer dos meses después.

Los miembros de la junta, cuya mayoría aún no habían sido elegidos cuando se puso en marcha el plan Blueprint de Aurora, se preguntaron por qué el distrito no tenía en cuenta la participación de los padres en su escuela o cómo una escuela encajaba en su comunidad al momento de hacer recomendaciones de cierre. 

Munn dijo que no sería justo considerar la participación de la comunidad. Los padres que tienen varios trabajos pueden amar su escuela, pero no pueden asistir a las reuniones. Las escuelas más grandes pueden lograr que más padres luchen contra el cierre. 

“Todos queríamos evitar que las comunidades escolares pelearan entre sí”, dijo Munn. “No conviene crear una competencia de popularidad”

Denver y Jeffco han seguido en gran medida el ejemplo de Aurora en este sentido, y es una de las razones por las a los miembros de la junta se les está pidiendo que aprueben los cierres como un paquete de escuelas, en vez de una por una. 

Dorland, superintendente de Jeffco, llegó a decir que la participación de la comunidad no cambiará el resultado. En Denver, sin embargo, algunos miembros de la junta escolar parecieron sentirse preocupados por la falta de oportunidades para que las comunidades se involucraran en las decisiones para cerrar una escuela individual.

¿Cómo ha influido la comunidad en la toma de decisiones?

De los tres distritos, Aurora tuvo el proceso de participación comunitaria más amplio. Pero en los tres, los administradores tuvieron la última decisión de qué escuelas recomendar para el cierre. 

Ahora los líderes de Denver y Jeffco están pidiendo la opinión de los padres y maestros sobre cómo ayudar a que la transición ocurra sin problemas, un enfoque que ha causado ira y frustración.

Aurora inició en 2018 la planificación de lo que se convirtió en Blueprint con consultores que ayudaron con encuestas, grupos de discusión y reuniones en la comunidad. El distrito concluyó que las familias querían más opciones escolares, pero que esas opciones debían ser escuelas del distrito, no escuelas chárter. 

El distrito creó regiones con especializaciones únicas y está desarrollando nuevas escuelas magnet que se ajusten a esos temas. La necesidad de cerrar escuelas (o de usarlas con otros fines) estuvo presente en este proceso desde el principio, aunque no todos los miembros de la comunidad lo entendieron así. El distrito no tuvo mucha resistencia en las primeras rondas de cierres de escuelas. Este año los padres resistieron, pero finalmente no tuvieron éxito.

Denver convocó a grupos comunitarios a partir de 2017. El Strengthening Neighborhoods Committee se reunió con la meta de combatir la segregación en las escuelas y abordar los efectos de la gentrificación. Una de sus recomendaciones fue tener un “proceso transparente de consolidación de escuelas” que les permitiera a las comunidades “reimaginar” sus propias escuelas.

Un segundo comité formado este año, llamado Declining Enrollment Advisory Committe, estableció criterios de cierre de escuelas que fueron aplicados a la recomendación más reciente. Pero los miembros del comité estaban divididos porque muchos querían hablar de evitar la necesidad de cerrar escuelas, un tema que los administradores del distrito dijeron que no estaba sobre la mesa. 

Ahora la participación de la comunidad de Denver se ha transferido a las escuelas individuales. Cada director de escuela está explicándole la recomendación a su comunidad escolar y haciendo todo lo posible por contestar las preguntas, una estrategia que el Superintendente Alex Marrero describió como “íntima e intensa”

“Creo que la gente que conocen, quieren y adoran, y que siguen, es la que puede decirles: ‘Ok, este es el plan y se necesita por esta razón”, dijo Marrero.

La junta escolar de Denver también organizará una sesión de comentarios públicos el 14 de noviembre.

En Jeffco, Dorland dejó claro que los comentarios de la comunidad no cambiarán las recomendaciones. El propósito de la participación de la comunidad era para determinar qué necesitan las familias para superar la transición. 

De todos modos, cada escuela que se va a cerrar ha tenido una sesión de comentarios públicos de una hora con la junta escolar, lo cual es un total de por lo menos 16 horas de comentarios públicos. 

Pero en un informe del grupo de consultores que dirige ese trabajo, quedó claro que las familias no estaban contentas. Muchos todavía querían hablar de las recomendaciones y obtener más respuestas a sus preguntas, y el Keystone Policy Center dijo que habían encontrado mucha desinformación y falta de confianza en el proceso. 

¿Cómo decidieron los distritos el plazo para informar a los padres?

De los tres distritos, el proceso de Denver es el más breve, con poco más de tres semanas entre el anuncio de la recomendación el 25 de octubre y la votación programada para el 17 de noviembre. Si la junta vota que sí, las 10 escuelas cerrarían al final de este año escolar.

Pero Marrero, superintendente de Denver, argumentó que el proceso en realidad comenzó en junio de 2021 cuando la junta escolar aprobó una resolución que le ordena al superintendente consolidar las escuelas pequeñas.

La junta necesita votar este mes para que haya tiempo suficiente para poner en marcha el plan del próximo otoño, dijo Marrero. También dijo que detener el proceso haría que los estudiantes y el personal huyeran de las escuelas recomendadas para el cierre, empeorando la pérdida de matrícula.

En Jeffco, las familias tendrán más tiempo que en cierres de emergencia anteriores.

Por ejemplo, cuando el distrito cerró Allendale y Fitzmorris, las familias se les informó a las familias en la primavera, cuando faltaban pocas semanas para que terminara el año escolar y la escuela cerrara.

Las familias se perdieron la primera ronda para inscribirse en la escuela de su preferencia, y el distrito trabajó individualmente con las familias para asignar a los estudiantes a otra escuela para el próximo año escolar. Esta vez, la votación de la junta el 10 de noviembre está programada antes de que el distrito empiece su proceso del año para matricularse en la escuela de preferencia. Si las familias quieren elegir una escuela diferente a la que recomienda el distrito, pueden hacerlo. 

Aurora también ha aumentado el plazo entre las recomendaciones y los cierres. 

En la primera ronda de cierres que se decidió por votación en enero de 2021, la primera escuela cerró en junio de 2021 y las demás se irán eliminando poco a poco. En la segunda ronda de cierres, la junta votó en la primavera de 2022 y las escuelas cerrarán al final del año escolar 2022-23. 

¿Los distritos han tenido en cuenta cuántos estudiantes podrían tener en el futuro?

Sí. Los tres distritos usaron un análisis que incluye factores como tasas de natalidad, desarrollo de vivienda y movilidad para pronosticar las tendencias en la población en edad escolar.

En Denver, el análisis más reciente, hecho esta última primavera, muestra que la ciudad tiene menos niños ahora que hace una década. La tasa de nacimientos está bajando más rápido entre las familias hispanas, y el distrito pronostica que eso “tendrá un impacto negativo significativo” en la matrícula. Actualmente, un poco más de la mitad de los casi 90,000 estudiantes de las escuelas públicas de Denver son hispanos.

El análisis también señala que la mayoría de las viviendas planificadas o permitidas son condominios, apartamentos y townhomes, que históricamente representan menos estudiantes que las casas de familia. Sin embargo, algunos miembros de la comunidad y hasta organizaciones como la casi municipal Autoridad de la Vivienda de Denver están cuestionando las proyecciones de Denver.

En Jeffco, un análisis similar presentado ante la junta escolar el miércoles demostró que los estudiantes que proceden de familias en pobreza están abandonando el distrito en mayor proporción que los estudiantes más acomodados. Los dos códigos de salida más comunes que registra el distrito muestran que los estudiantes se están mudando a otros distritos o a otro estado. Los líderes del distrito dijeron que sospechan que la falta de vivienda asequible está expulsando a las familias.

En Aurora, se proyecta que la cantidad de estudiantes crecerá de nuevo, pero no necesariamente en las mismas comunidades que antes. 

En el este del distrito están surgiendo nuevas áreas de vivienda, que podrían requerir nuevas escuelas. Las escuelas en el oeste del distrito, más cerca de Denver, siguen experimentando un fuerte descenso porque el alto costo de la vivienda hace que las familias se vayan.

Originalmente, los líderes de Aurora esperaban que la matrícula comenzara a aumentar en 2021, pero el superintendente Munn dijo que la pandemia aceleró las bajas en el oeste, cambiando la expectativa. Todavía se espera un crecimiento, pero el distrito está observando de cerca los datos para analizar cuándo podría ocurrir.

Melanie Asmar es reportera senior de Chalkbeat Colorado, y cubre las Escuelas Públicas de Denver. Para comunicarte con Melanie, escríbele a masmar@chalkbeat.org.

Yesenia Robles es reportera para Chalkbeat Colorado y cubre asuntos relacionados con los distritos escolares K-12 y la educación multilingüe. Para comunicarte con Yesenia, envíale un mensaje a yrobles@chalkbeat.org.

The Latest
Rico Munn was the 2019 Colorado superintendent of the year. He will transition to a “support role” in Aurora Public Schools starting in January.
Officials in two of Colorado’s largest districts haven’t decided yet whether they’ll participate.
Changes had been in the works, but were delayed when the pandemic began.
The deadline to apply for the Denver school dashboard committee is Jan. 1.
The district cited numerous concerns, but charter leaders say they won’t give up.