clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Legisladora de Colorado continúa esfuerzos para suspender el examen estatal a pesar de los requisitos federales

Students sit in line at a table and fill out practice for a standardized test.
Los que se oponen a dar el examen CMAS este año esperan que los funcionarios federales acepten evaluaciones alternativas.
Denver Post file

El auspiciador de un proyecto de ley que busca suspender los exámenes estandarizados de Colorado este año cree que el estado puede usar otros exámenes que la mayoría de los estudiantes ya toman y de todos modos cumplir con las reglas federales en cuanto a los exámenes.

En una carta enviada el lunes, Ian Rosenblum, (asistente interino del secretario de educación), pide que los estados administren exámenes estandarizados este año, a pesar de las interrupciones por la pandemia. Rosenblum dice en su carta que el Departamento de Educación de Estados Unidos será flexible, pero que no va a emitir “dispensas generalizadas” para los requisitos federales en cuanto a exámenes estandarizados.

La senadora Rachel Zenzinger, demócrata de Arvada y presidenta del Comité de Educación del Senado, dijo que eso entonces le da paso a su proyecto de ley, que le ordenaría a los funcionarios de educación estatales que pidan una dispensa federal y suspendan la administración del examen Colorado Measures of Academic Success, o CMAS, si se les otorga la dispensa.

“Lo veo como algo positivo,” dijo Zenzinger sobre las directrices incluidas en la carta del gobierno federal. “La carta no dice que no se puede pedir una dispensa. Esto nos permite configurar la nuestra para demostrar que podemos cumplir con lo que quieren, es decir, tener datos accionables que permitan ofrecerles apoyo enfocado a los estudiantes.”

Por lo menos un estado (Michigan), ya indicó que buscará ampararse en evaluaciones establecidas que las escuelas ya están usando para llevar cuenta del progreso de los estudiantes y cumplir los requisitos de examen federales.

Zenzinger dijo que Colorado adoptaría una estrategia similar en su solicitud de dispensa, poniendo los datos de los exámenes MAP disponibles públicamente para los padres y la comunidad en general. Para evaluar el aprendizaje de los estudiantes varias veces al año, la mayoría de los distritos escolares de Colorado están usando los exámenes Measures of Academic Progress (MAP), diseñados por la NWEA (organización sin fines de lucro).

Los auspiciadores del proyecto de ley están trabajando en una enmienda para incorporar esta idea, dijo Zenzinger.

Tanto las leyes federales como las estatales requieren que los estados administren un grupo de exámenes estandarizados.

Un grupo de juntas escolares, superintendentes y sindicatos de maestros ha pedido que los exámenes se cancelen este año. Ellos dicen que administrar los exámenes representa retos logísticos mayores, que incluyen pedir que todos los estudiantes devuelvan las computadoras que están usando para tomar clases a remoto, y tomarían del tiempo necesario para instrucción sin realmente ofrecer datos válidos.

Los que apoyan dar los exámenes, que incluyen muchos grupos que abogan por la educación, enfatizan la importancia de reunir información sobre el desempeño académico que los estudiantes que han enfrentado interrupciones mayores en su educación.

Y para los que se oponen a dar los exámenes este año, la clave es obtener la dispensa federal. Sin ella, Colorado se arriesgaría a perder millones de dólares en fondos federales.

No está claro cómo el gobierno federal recibirá las solicitudes de dispensa que buscan reemplazar los exámenes estatales con exámenes de distrito — o si esta propuesta va a satisfacer las inquietudes de quienes están defendiendo los exámenes localmente. Una coalición nacional de derechos civiles, negocios, reforma escolar y otros grupos se ha expresado en contra de la idea.

La carta a los funcionarios de educación estatales se refiere repetidamente a las “exámenes sumativos en todo el estado.”

La carta se refiere a los exámenes como una herramienta importante para saber qué cosas los estudiantes han aprendido o no aprendido este año. El departamento no está pidiendo “una dispensa generalizada”. También ofrece varias sugerencias para hacer que los exámenes sean más fáciles de administrar, entre ellas, que los exámenes sean más cortos, administrarlos a remoto, y extender la ventana de oportunidad para tomarlos.

Zenzinger dijo que estas soluciones no van a funcionar para Colorado por varias razones, entre ellas, porque el proveedor de exámenes del estado no permite que el examen se tome en el hogar, aunque decenas de miles de estudiantes todavía están aprendiendo a remoto.

Zenzinger también dijo que espera que una gran cantidad de familias opten por no tomar el examen CMAS si es ofrecido este año, mientras que casi todos los exámenes toman exámenes MAP y por lo tanto los datos de esos exámenes son más válidos. Ella además espera que los datos iniciales puedan estar disponibles antes de que se complete la ley sobre finanzas escolares, ya que esto les permitiría a los legisladores enviar más recursos a los estudiantes que necesitan más ayuda.

Traducción por Milly Suazo.

The COVID-19 outbreak is changing our daily reality

Chalkbeat is a nonprofit newsroom dedicated to providing the information families and educators need, but this kind of work isn't possible without your help.