clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Padres le ruegan a Adams 14 y su administrador externo que involucren más a la comunidad

Students walk through the hall at Adams City High School between classes Monday, Feb. 4, 2019. Michael Ciaglo/Special to the Denver Post

Los padres y líderes comunitarios en el distrito Adams 14 quieren tener más voz en la educación de sus hijos.

Este distrito suburbano de familias de clase trabajadora tiene un historial de discrimen contra los padres que hablan español, y los esfuerzos pasados por acercarse a la comunidad no han sido suficientes o fueron abandonados por cambios frecuentes de personal.

“Simplemente queremos sentir que no estamos trabajando contra la corriente”, dijo Rafael Bautista, padre de tres estudiantes de Adams 14. “Y que nos están tomando en cuenta”.

Los padres dicen que están cansados de que les pidan su opinión para luego no hacerles caso — y que esta vez se sienten cautelosamente optimistas de que los líderes del distrito están escuchando.

En una reunión el martes, los padres establecieron que exigen tres cosas para participar más. En ese momento los líderes estuvieron de acuerdo con dos, y dijeron que van a trabajar en la tercera.

Específicamente, los padres pidieron que el distrito se comprometa a proporcionar desarrollo profesional sobre el tema de acercamiento a las familias para todos los maestros y líderes escolares, que establezca un programa permanente de liderazgo para padres, y que colaboren con ellos al seleccionar los programas o currículos usados en ambas iniciativas.

Bautista dijo que en general se sentía satisfecho con las respuestas.

“Hemos trabajado duro,” Bautista dijo. “Fue una buena conversación.”

El distrito escolar Adams 14 está ubicado en Commerce City y les da servicio a unos 6,500 estudiantes. La mayoría de esos estudiantes viene de hogares de bajo ingreso, y de familias en las que el primer idioma no es inglés.

Ahora mismo Adams 14 es el único distrito en el estado cuyo administrador es una compañía con fines de lucro, MGT Consulting, y el estado quiere ver si ese grupo externo puede hacer mejor trabajo para mejorar el logro académico de los estudiantes que lo que el mismo distrito había logrado antes.

Aunque el distrito ha enfrentado varios problemas, el asunto del acercamiento con la comunidad ha persistido. Una investigación federal en 2010 encontró que los líderes del distrito estaban discriminando contra los estudiantes, familias y personal que hablan español, y que no les daban la ayuda adecuada en las clases a los estudiantes que estaban aprendiendo inglés.

El distrito está bajo una orden federal de la Oficina de Derechos Civiles del Departamento de Educación para mejorar esas condiciones, pero el constante cambio de personal de liderazgo en Adams 14 ha hecho que varios esfuerzos se detengan.

En la reunión del martes, los padres mencionaron ese punto.

La madre María Rodríguez dijo que Adams 14 antes tenía programas para ayudar a los padres a ser líderes más informados, pero que con el tiempo los líderes nuevos del distrito los eliminaron. Los padres han dicho que esos cambios abruptos hacen que ellos no confíen cuando el distrito promete que va a cambiar.

Don Rangel, el superintendente interino del distrito, dijo que su intención es crear programas sostenibles, pero que continuar ese trabajo estará en las manos del próximo superintendente, y en que la junta escolar se lo exija.

Adams 14 ya comenzó a buscar un nuevo superintendente.

El grupo de padres y personas de la comunidad que hizo las peticiones el martes surgió de un grupo de justicia social de la Our Lady Mother of the Church, la iglesia Católica de Commerce City. Cuando el grupo comenzó a hablar con los miembros de la comunidad sobre sus inquietudes, encontró que la educación era el tema que más les preocupaba.

El grupo se acercó primero al distrito y los líderes de MGT en el 2019 y les pidió cinco cosas. El martes dieron su opinión de cómo el distrito le había dado seguimiento a esas peticiones.

Una petición que catalogaron como “no lograda” fue crear un grupo asesor de padres de secundaria y preparatoria para ayudarle a MGT a tomar decisiones.

No se creó un grupo nuevo, y los existentes no están haciendo ese mismo trabajo, dijeron los padres.

“Los grupos de asesoría solamente se están usando para pedir consejos y opiniones, y no tienen ningún poder para tomar decisiones,” dice la evaluación.

Pero los miembros del grupo dijeron que les entusiasma saber que otra de las cinco peticiones se logró: la que pidió un informe en inglés y en español que mostrara evidencia de por qué el nuevo programa bilingüe del distrito será eficaz.

Bautista dice que se siente sumamente entusiasmado al pensar en esa labor.

“Hemos tenido programas buenos antes, pero se acaban,” dijo Bautista. “Ahora me siento muy bien porque tenemos un programa bilingüe que continuará hasta el 12mo grado.”

Los estudiantes que puedan graduarse dominando el inglés y otro idioma verán muchos beneficios, tanto en su vida social como económica, indicó Bautista.

Sus propios hijos han batallado en ocasiones para dominar ambos idiomas, dijo, y quizás no se beneficien del programa nuevo porque va a empezar en los grados más bajos, pero de todos modos le entusiasma pensar en lo que significará para otros.

Rangel le dijo al grupo que él todavía tiene preguntas acerca de una de las nuevas peticiones, la de colaborar con el grupo al seleccionar un programa o currículo como seguimiento a las primeras dos peticiones de ofrecer capacitación de liderazgo y acercamiento a las familias.

“Necesitamos poder llegar a un acuerdo en cuanto a cómo se verá esa investigación y cómo vamos a hacerlo,” Rangel dijo. “Quiero asegurar que no haya malentendidos. Pero estamos comprometidos a sentarnos a dialogar.”

Los líderes del grupo, que incluyen a Bautista, dijeron que ya han investigado y particularmente les agradan dos programas; uno de ellos se llama Paridad, que el distrito escolar Boulder Valley ha usado para crear grupos de padres latinos. El programa podría requerir cierta inversión proveniente del presupuesto del distrito, pero los padres entienden que el costo es “razonable” y vale la pena.

Otra de las líderes del grupo, Reyna Soria, dijo que aunque no hay un compromiso firme sobre esa última petición, ella se siente alentada porque la comunicación ha continuado.

“Hay esperanza,” dijo ella.

Traducción por Milly Suazo.

The COVID-19 outbreak is changing our daily reality

Chalkbeat is a nonprofit newsroom dedicated to providing the information families and educators need, but this kind of work isn't possible without your help.