clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Mientras otros distritos reflexionan sobre la pérdida de aprendizaje, Westminster hace planes para extender el año

Parents and students wearing masks walk to school.
El primer día de clases el 20 de agosto de 2020, un grupo de estudiantes con mascarillas caminan hacia la Hodgkins Leadership Academy en Westminster.
Hyoung Chang/The Denver Post

En un intento del distrito escolar para recuperar algo de la enseñanza perdida, los estudiantes de Westminster podrán optar por extender el año escolar agregándole 12 días de verano a este semestre.

Westminster es uno de los primeros distritos en anunciar una opción para aprendizaje en el verano. Mientras los distritos escolares buscan cómo compensar la pérdida de lecciones y tiempo que ha hecho que los estudiantes se atrasen más de lo que se hubiesen atrasado sin las interrupciones por COVID, varios están planificando oportunidades de aprendizaje este próximo verano.

Los funcionarios escolares de Adams 14 han dicho que están buscando opciones. Cherry Creek no ha finalizado sus planes, pero una presentación de la junta escolar describió que las prioridades para el verano son incluir programas sobre destrezas sociales y emocionales y ofrecer clases académicas y de exploración para una carrera profesional.

En Westminster, las familias pueden considerar sus opciones este mes. A los maestros se les ha pedido que alienten a los padres a inscribir a sus hijos en el calendario extendido durante las conferencias entre padres y maestros. El distrito tendrá una reunión virtual el 15 de marzo para contestar las preguntas de los padres.

Una de las madres, Lorena Osorio, dijo que ella cree que su hija ha batallado más este año por haber permanecido en aprendizaje remoto. Osorio le preguntó a su hija si le gustaría participar en los días adicionales de verano y ella contestó que sí. A ella le pareció que es fácil seguir entrando a la computadora para hacer tareas a remoto porque ya está en la casa, dijo Osorio.

Westminster es uno de los distritos que les ha ofrecido una opción de enseñanza en persona a los estudiantes (incluidos los de escuela secundaria y preparatoria) por más parte del año escolar que muchos de los distritos más grandes en el área metro. Casi una cuarta parte de los 8,500 estudiantes de Westminster han optado por seguir completamente a remoto. Estos estudiantes también podrán aprovechar los días adicionales.

Oliver Grenham, jefe de educación de las Escuelas Públicas de Westminster, dijo que los funcionarios escolares no creen que los estudiantes hayan perdido progreso, pero sí creen que perder oportunidades para aprender significa que no han progresado tanto como debieron este año.

Por ejemplo, una escuela con enfoque en las artes canceló las presentaciones grandes este año, lo cual significa que hubo menos oportunidades para que los estudiantes demostraran sus destrezas.

Jeni Gotto, directora ejecutiva de enseñanza y aprendizaje, dijo que el distrito también ha observado a maestros que no pudieron cubrir todo el material que normalmente hubiesen cubierto durante el año escolar. Por ejemplo, los maestros de tercer grado pueden introducir multiplicación en el otoño, pero es posible que este año escolar algunos estudiantes todavía no hayan empezado esas unidades en el invierto.

En vez de avanzar de grado a todos los estudiantes juntos, las escuelas de Westminster usan un modelo en el que están agrupados según el contenido que demuestren haber aprendido. Los estudiantes que demuestren estar listos pueden subir de nivel en cualquier momento durante el año, pero muchos de ellos todavía lo hacen de un año escolar al próximo.

Los líderes del distrito dicen que su modelo basado en dominio de materias es un beneficio en estos tiempos, ya que los estudiantes no avanzarán al próximo nivel simplemente porque es un semestre nuevo.

“Esa es la belleza de nuestro sistema, que cada estudiante tiene su propio ritmo,” Grenham dijo. “Los estudiantes saben que cuando regresen en el otoño pueden continuar exactamente donde se quedaron.”

Los funcionarios del distrito dicen que al planificar el año escolar extendido, primero encuestaron a los padres y maestros.

Aproximadamente dos terceras partes de los que contestaron la encuesta indicaron que les gustaría que el año escolar se extendiera.

Entre los comentarios anónimos recibidos en la encuesta, los padres que se mostraron renuentes mencionaron la necesidad de transporte, un deseo por que las escuelas tuvieran aire acondicionado, o que los estudiantes deben tener vacaciones de verano.

“A mí me sorprende un poco que tengamos este tema sobre la mesa. Estos niño necesitan el verano para recuperarse del estrés del año anterior,” escribió uno de los padres.

Los comentarios de padres a favor de la opción mencionaron consistentemente el tema del aprendizaje.

“Pienso que él no aprendió mucho en línea y quisiera asegurar que mi hijo tenga éxito en el segundo grado,” dijo uno de los padres.

Antes de encuestar a los padres, el distrito también les preguntó a los maestros si sería mejor extender el año escolar a junio o empezar el próximo año más temprano. Los maestros que contestaron prefirieron continuar el año escolar hasta el 11 de junio, indicando que quieren aprovechar las relaciones que ya han establecido con sus estudiantes, Grenham dijo.

Dependiendo de cuántos estudiantes se inscriban, el distrito está planificando que todos los maestros trabajen esos días adicionales.

El distrito usará sus fondos de ayuda federal para pagarles a los maestros que trabajen ese tiempo adicional. El distrito también está ofreciendo opciones de tutoría en cada escuela, que incluye durante el día escolar y después de la escuela, y está planificando ofrecer tutorías los sábados para los estudiantes de preparatoria (también pagadas con fondos de ayuda federal).

Algunos estudios han mostrado evidencia de que los estudiantes pueden tener grandes mejoras académicas con tutorías regulares y en grupos pequeños. Los días adicionales este año no serán solo tutorías, y tampoco serán como escuela de verano, dijeron los líderes del distrito, sino que serán en realidad una extensión del semestre.

Después de inscribirse, los estudiantes trabajarán con los maestros para establecer metas individuales para el tiempo adicional.

El distrito planificó 12 días más basándose en la cantidad de días que puede pagar según los fondos disponibles, pero los funcionarios no indicaron un estimado de costos, ya que eso dependerá de la cantidad de estudiantes que participen.

“Que sean 12 días no tiene nada de mágico,” Grenham dijo.

Westminster llevará registros de la cantidad de estudiantes que están listos para subir de nivel en el otoño, y la comparar/a con los semestres de otoño anteriores.

Cuando se le preguntó si anticipaba que ese dato sea casi normal el próximo otoño, Grenham dijo, “siendo realista, no.”

A los líderes del distrito les preocupa que si tienen que administrar exámenes estandarizados esta primavera, podrían perder más de 12 días de aprendizaje y eso eliminaría el provecho de la extensión de verano.

“Ahora mismo, cada minuto que dediquemos a enseñarles a los estudiantes es un minuto valioso,” dijo Grenham.

Traducción por Milly Suazo.

The COVID-19 outbreak is changing our daily reality

Chalkbeat is a nonprofit newsroom dedicated to providing the information families and educators need, but this kind of work isn't possible without your help.