clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Colorado depende de exámenes de distrito y esfuerzo mientras vigila el progreso de las escuelas de poco desempeño

A large banner hangs from a railing at the top of the stairs in a high school. It reads, “Stay positive, test negative.”
Los funcionarios de Colorado están buscando maneras para medir el progreso de las escuelas con desempeño más deficiente en el estado.
AAron Ontiveroz/The Denver Post

Determinar cómo medir el desempeño de una escuela cuando no hay datos de exámenes significa que hay que enfocarse en la labor de los educadores.

En una actualización requerida por la Junta Estatal de Educación el miércoles, el personal del Departamento de Educación de Colorado se enfocó en ese esfuerzo — y no en el desempeño de los estudiantes — mientras buscaban maneras nuevas para entender el verdadero impacto de la pandemia en los estudiantes de las escuelas con el desempeño más deficiente.

Monitorear el progreso en estas 12 escuelas y dos distritos según los planes de mejora del estado es el mayor dilema que enfrentan los funcionarios de educación de todo el estado y el país mientras tratan de evaluar el progreso y aprendizaje estudiantil sin contar con puntuaciones de exámenes estandarizados estatales. Eso significa que la mayor fuente de información son los exámenes internos de cada distrito. Colorado optó por no administrar exámenes estandarizados el año pasado, y no ha quedado claro si los van a usar esta primavera.

Sin información más definida, los funcionarios del estado destacaron durante la actualización del miércoles que los líderes de las escuelas y distritos se han esforzado muchísimo. Ellos hablaron de administradores que visitaron casas, maestros que pusieron una alfombra roja para los estudiantes que estaban regresando a la escuela, y de un equipo de softball que perseveró después de que ladrones hurtaron el equipo de la escuela.

Los funcionarios estatales dijeron que se enfocaron en lo que las escuelas están haciendo, que incluye si todavía estaban cumpliendo los planes de mejora.

“Esos sistemas y estructuras, y las estrategias que estaban usando para mejorar, eso es lo que están haciendo. Ellos siguen haciendo esas cosas,” dijo Lindsey Jaeckel, directora ejecutiva de escuelas y transformación del distrito del Departamento de Educación de Colorado. “Lo que está por verse es cómo eso se traducirá en logros de los estudiantes y otros indicadores similares.”

El personal del distrito Adams 14, el único del estado que está completamente bajo administración externa, también presentó su actualización el miércoles a la Junta Estatal. Ellos mostraron algo de información de exámenes internos del distrito, mayormente administrados mientras los estudiantes aprendían desde los hogares. Y aunque hay mejoras en algunas áreas, los funcionarios del distrito notaron que no han podido lograr sus propias metas internas para mejorar el desempeño académico.

Por ejemplo, la directora de asuntos académicos del distrito Shelagh Burke dijo que Adams 14 ha reducido la cantidad de estudiantes con dificultad para leer (planes READ) un 19%, casi logrando la meta de 25% que el distrito había establecido.

Los funcionarios de Adams 14 y MGT Consulting, la compañía de administración con fines de lucro que está operando el distrito, enfatizaron que la pandemia no ha detenido ni desviado el plan de mejoras.

La junta escolar ya terminó la nueva visión y misión de Adams 14 y estuvo de acuerdo con cuatro metas mayores para guiar el trabajo futuro del distrito.

Este mes la junta también empezó a buscar una compañía que les ayude a contratar un superintendente para este verano. Adams 14 no ha tenido su propio superintendente por casi dos años, durante los cuales MGT llenó la vacante con Don Rangel, quien fue superintendente en el Condado de Weld.

“Realmente nos estamos esforzado mucho para vernos, expresarnos, y sentirnos como una colaboración”, Rangel le dijo a la Junta de Educación Estatal. “Sabemos que en el futuro, a medida que MGT empiece a desligarse un poco, el distrito irá asumiendo más y más responsabilidad hasta asumirla por completo. Y verdaderamente creo que van a estar en posición para continuar adelante con eso”.

El distrito Adams 14 lleva nueve años bajo supervisión del estado. La orden actual del estado le da a MGT otros dos años para ayudar a cambiar la dirección del distrito. Aunque la propia junta escolar del distrito había mencionado la posibilidad de pedir más tiempo para mejorar tomando en cuenta las interrupciones por COVID-19, de ese asunto no se habló el miércoles.

Durante la reunión sobre el progreso, los miembros de la junta específicamente citaron preocupaciones sobre las tasas de graduación y asistencia, preguntándose cómo comparaban con otros años.

“Me inquieta la nueva definición de asistencia,” dijo Angelika Schroeder, presidenta de la junta. “Si estás aprendiendo a remoto, con encender la computadora ya estás ahí. Eso no es un dato que importe mucho para nosotros en este momento”.

Jaeckel admitió que la manera en que las escuelas y distritos miden la asistencia y la participación varía mucho. Pero también dijo que este grupo de escuelas está verdaderamente llevando cuenta de la participación.

“No creo haber visto nada que nos diga si los niños están encaminados en términos del aprendizaje,” dijo Schroeder. “En términos de los resultados para nuestros niños, esto no es un cuadro alentador. Debemos darles reconocimiento y mucho respeto a todos los educadores por verdaderamente tratar de hacer el trabajo que prometieron y dijeron que iba a marcar una gran diferencia”.

Pero eso no significa que sepamos si va a ser de beneficio para los estudiantes, dijo ella.

Los funcionarios estatales señalaron que Aguilar, otro distrito bajo supervisión del estado, y por lo menos otra escuela, Minnequa Elementary en Pueblo, tienen datos internos que parecen mostrar que este último año hubo mejoras académicas. Sin embargo, en ambos casos los funcionarios estatales dieron que los estudiantes han tenido más acceso a enseñanza en persona que los estudiantes de otras áreas.

De todos modos, “ellos se sienten optimistas, y nosotros también”, dijo Jaeckel.

Milly Suazo ha traducido este reportaje.

The COVID-19 outbreak is changing our daily reality

Chalkbeat is a nonprofit newsroom dedicated to providing the information families and educators need, but this kind of work isn't possible without your help.