Facebook Twitter

Directores del servicio de comida esperan que el gobierno federal mantenga los programas de almuerzo

free school lunch high school

Los distritos escolares de todo el país han enfrentado escasez de alimentos, envases y personal desde el comienzo de la pandemia.

Helen H. Richardson/The Denver Post

Read in English.

Cuando el distrito escolar de Jeffco espera un envío de alimentos, usualmente falta por lo menos un artículo.

Beth Wallace, directora de Servicio de Comida, dijo que su equipo típicamente recibe aviso sobre los productos que faltan el día antes de que el camión llegue al almacén.

“Preguntamos qué tienen disponible, y usualmente lo aceptamos; de lo contrario, no tendremos comida”, dijo Wallace.

La alternativa podría costar $4 más por caja, pero Wallace lo aceptará. Cuando no hay nada disponible, o la alternativa no llega a tiempo, los trabajadores del servicio de comida rebuscan en el almacén del distrito para encontrar algo que puedan servir.

Ha sido un año difícil en general, dijeron los directores de servicio de comida en un panel llevado a cabo el jueves 9 de diciembre por No Kid Hungry y la Asociación de Nutrición Escolar, pero la planificación para el próximo año escolar también está resultando estresante.

Mientras planifican el próximo año, en el que se anticipa que continúen los problemas de la cadena de suministro, quieren que el gobierno federal continúe las exenciones por la pandemia que han permitido una mayor flexibilidad y un aumento de los fondos para sus programas de comida escolar, dijeron Wallace y otros directores de servicios de comida.

Los fondos adicionales han sido en un aumento en los reembolsos por comidas. Los directores de servicio de comida dijeron que el aumento ha ayudado a pagar el costo más alto de los alimentos y para aumentar el sueldo del personal.

Warren DeShields, director del servicio de comida en las escuelas públicas de Bridgeton (un distrito mayormente latino en Nueva Jersey) dijo que si las exenciones desaparecen, “no sé cómo vamos a mantenernos a flote”

“Nuestros estudiantes realmente necesitan la comida que les proporcionamos”, añadió.

DeShields y otros directores de servicio de comida dicen que aunque les cuesta más trabajo, y a menudo incluye alimentos que no son su primera opción, han podido alimentar a los estudiantes.

Los distritos escolares están viendo un mayor porcentaje de participación, lo que significa que más estudiantes están optando por un almuerzo escolar que en años anteriores. En Jeffco, el número de comidas servidas aumentó de 30,000 a 45,000 diarias.

Los directores dijeron que es importante asegurar que más estudiantes estén preparados para aprender porque han comido bien.

A veces, conseguir las comidas significa recibir alimentos de diferentes proveedores, incluso de aquellos que no tienen contratos vigentes. Eso puede significar que viene de más lejos y a precios más altos.

DeShields dijo que su planificación también ha requerido rotar los alimentos disponibles con mayor frecuencia. Por ejemplo, cuando consigue hamburguesas de pollo, quizás las prepare de forma diferente para que los estudiantes no sientan que están comiendo lo mismo semana tras semana.

Los directores de servicio de comida dijeron que han visto cómo las familias han tenido dificultades durante la pandemia para alimentar a sus hijos.

La flexibilidad que han tenido para servir comidas fuera de un comedor tradicional permitió que los padres estuvieran más enterados de lo que sus hijos estaban comiendo. Los distritos de todo el país utilizaron autobuses para llevar comidas a las casas de las familias durante el aprendizaje a distancia.

“Les sorprendió la calidad de la comida, su frescura y su variedad”, dijo DeShields.

También se han servido comidas en los salones de clase, lo que permite mantener distancia social y también ayuda a asegurar que todos los estudiantes tengan acceso a las comidas.

El reembolso más alto que los directores del panel le pidieron al gobierno ha hecho que los distritos puedan pagarles más a los empleados para atraer a más de ellos durante la escasez de personal.

Las escuelas de Jeffco normalmente funcionan con unos 400 a 450 empleados de servicio de comida, pero este año tienen por lo menos 100 menos, dijo Wallace. Eso significa que hay menos líneas abiertas y menos opciones de comida para los estudiantes. El distrito también ha comunicado que tiene planificado servir kits de almuerzo ya preparado cuando no haya empleados disponibles.

Wallace dijo que Jeffco ha aumentado el salario mínimo para los trabajadores de servicio de comida de $13.25 a $15 por hora. También dijo que espera poder ofrecer un bono de contratación a partir de la próxima semana.

Otra flexibilidad del gobierno ha permitido que los distritos ofrezcan comidas gratuitas para todos los estudiantes, dijeron los directores. En Jeffco, donde alrededor del 28% de los 70,000 estudiantes tienen derecho a comidas con subsidio, Wallace dijo que este año nadie ha sentido “vergüenza por recibir alimentos”, ya que nadie sabe qué estudiantes tienen derecho a almuerzos gratuitos.

“Ha sido un beneficio maravilloso de este programa”, dijo Wallace. “Aquí la igualdad ha sido excelente.”

Wallace dijo que en Jeffco ha escuchado que los estudiantes están agradecidos por poder comer almuerzo todos los días.

Ella cuenta que un estudiante le dijo “Gracias, Ms. Wallace. Antes solamente podía almorzar dos veces a la semana; ahora puedo almorzar todos los días”. “Me encanta cuando ellos me hablan”.

The Latest
Early childhood councils, school districts, and nonprofit organizations are among the three dozen groups that have applied to run Colorado’s universal preschool program at the local level.
The Republican race in the 8th Congressional District was the only contested primary among four open seats on the State Board of Education.
Colorado laws require the state to intervene in low-performing school districts, and list reorganization as an option, but that had never been used before.
Colorado’s State Board of Education asked Adams 14 to begin reorganizing, but in the meantime, asked the district to hire outside help to work on improvement plans.
That’s one finding from the biennial Healthy Kids Colorado survey. The results point to the need for more support for LGBTQ+ youth.